Micropigmentación capilar, una solución perfecta para las mujeres

La micropigmentación capilar se trata de inyectar pigmentos bajo la superficie del cuero cabelludo para mejorar la apariencia de quienes padecen de alopecia. Este tipo de tatuajes capilares para mujeres se realizan en centros capilares con los equipos y experiencia necesarios. El tratamiento de micropigmentacion de cejas es el más conocido.

En el caso de los hombres es una alternativa muy accesible y en tres sesiones (aproximadamente) puede dar el aspecto de una cabeza rasurada o afeitada, distinta a la visión de calvicie brillante.

Aquellas que mejor se beneficiarán de la micropigmentación capilar son quienes presentan pérdida de cabello irreversible pero que no son candidatas para un injerto capilar. Si no se cuenta con el dinero necesario para pagar un injerto capilar, también se puede aprovechar de la micropigmentación capilar  para darle un aspecto de mayor densidad al cabello.

micropigmentacion

Esto se debe a que los pigmentos cubren el cuero cabelludo con un tono parecido al del cabello natural para crear la ilusión de que se tiene una cantidad mayor de cabello.

Todo esto se hace sin cirugía, es decir, sin ingresos ni reposos postoperatorios. Es un tratamiento para disimular la alopecia que el cliente puede hacerse y continuar con cualquier actividad común.

La sensación es parecida a la de un tatuaje. Esto significa que puede ser molesta pero no llega a doler, y puede ser soportable hasta por las personas más sensibles. En el raro caso de que no se pueda soportar la sensación del proceso, el anestesiado es sencillo y se realiza con lidocaína en gel sobre la zona a trabajar.

Efectos de la micropigmentación capilar

Los efectos pueden variar en cuanto a duración. Si bien hay casos en los que la apariencia dura hasta cinco años, el tiempo promedio durante el cual los resultados son apreciables es de 1 a 3 años. Esto puede variar según el pigmento utilizado y el tipo de piel. La media considerada adecuada es la de 3 años, luego de los cuales el color de la piel suele ser menos uniformes.

Una vez se comience a notar una pérdida en la uniformidad o tonalidad, se puede realizar un mantenimiento para restaurar los micropigmentos.

Esta técnica puede utilizarse con el fin de ocultar marcas presentes en la piel aunque no elimina su rastro por completo. Las cicatrices profundas son difíciles de disimular dado el hecho de que el pigmento se inyecta a 0,25-1,75 milímetros de profundidad. Sin embargo, pasarán más desapercibidas gracias a que se le da una tonalidad similar a la del resto de la piel.

micropigmentacion-capilar

Cosas a tener en cuenta

Si bien no existe un límite genético para realizarse este tatuado, las personas que sufran de enfermedades transmisibles por la sangre deben comunicárselo al especialista debido al riesgo que puede correr ya que el tratamiento es con agujas.

Otro consejo para evitar el sangrado pronunciado durante este proceso es evitar ingerir alcohol u otras sustancias anticoagulantes.

Este tratamiento no tiene por qué ser diferente en cada ciudad donde se reciba gracias a que los instrumentos son muy accesibles para los profesionales. Más allá de la diferencia de la duración dependiente del tipo de pigmento, la única diferencia que podremos notar entre un local y otro es dada por la experiencia de cada profesional y no por la región.

Al finalizar el tratamiento, es normal que el cuero cabelludo se inflame un poco debido a la manipulación de agujas. Otro efecto puede ser que los poros liberen parte de la tinta. Ninguno de estos efectos influirá en el resultado final y son normales.

A los días, el cuero se cubrirá con una delgada costra que luego caerá y dejará un color oscuro que con el tiempo se aclara hasta alcanzar el color final de la micropigmentación capilar

Luego de aproximadamente 3 semanas, podrá observarse el aspecto que se lucirá por unos años.

Micropigmentación capilar, una solución perfecta para las mujeres
4.8 (95%) 4 votos

ARTICULOS RELACIONADOS