Lo que debes saber sobre los alisados con keratina y la alopecia

La ola de tratamientos para el cabello con keratina ha recorrido el mundo. Muchas mujeres corren a la peluquería de su vecindario para lograr un cabello impecable, suave y manejable. El problema viene después, ya que algunas mujeres han experimentado pérdida de cabello después de múltiples alisados brasileños con keratina.

Mientras que los tratamientos de keratina están destinados a mantener nuestro cabello sano, demasiada keratina puede causar daño y caída del cabello. Sin embargo, se pueden tomar algunos pasos para ayudar a prevenir cualquier posible daño.

alisado de keratina
Si el tratamiento contiene formaldehído, asegúrese de que sea menor al .2 por ciento. Esta es la cantidad sugerida más segura en cualquier tratamiento de keratina.

Para entender mejor este problema, se debe entender también cuál es el funcionamiento propio del cabello.

Función de la keratina en el cabello

La porción externa del cabello es un tejido que en realidad se encuentra muerto y es fabricado por folículos pilosos en lo profundo del cuero cabelludo. A medida que estas estructuras crecen, las células se movilizan hasta la superficie de la piel para transformarse en keratina y son reemplazadas por células nuevas.

Nuestro cabello crece y se renueva de manera continua, haciendo común la caída de alrededor de 100 unidades diarias. Cada uno crece cerca de un centímetro mensual y suele vivir de dos a seis años. Con su envejecimiento, el cabello se mantiene en la cabeza sin crecer para luego proceder a caerse y ser reemplazado en más o menos seis meses.

Este ciclo natural puede ser desorganizado por varios factores y resultar en una caída más pronta del cabello o evitar que este sea reemplazado.

El nombre de la fase de caída del cabello es “fase telógena” y al culminar esta, el folículo piloso reemplazará el cabello con uno nuevo.

Puesto que el cabello está compuesto en gran parte por keratina, que es una proteína, todo aquel que quiera estimular la producción de este deberá ingerir una cantidad abundante de proteínas provenientes de alimentos como carne, pescado, pollo, lácteos, huevos, nueces, soja y cereales.

La más común causa de la caída del cabello es genética: el envejecimiento, las hormonas y por herencia. Debido a ello, lo más común es experimentar una caída de cabello o disminución de su volumen a medida que se envejece hasta resultar en una calvicie parcial o total.

En gran parte de los casos de alopecia femenina, la causa se debe a la DHT (dihidrotestosterona), que es una hormona masculina dentro del folículo. Se encarga de facilitar la degradación del folículo, acortando la fase de crecimiento y resultando en su muerte o un aspecto más fino, claro y velloso.

Dada su importancia todo tratamiento debe estar acompañado de una dieta correcta y rica en proteínas que favorezcan el fortalecimiento del cabello.

Lo que debes saber sobre los alisados con keratina y la alopecia
4.6 (92%) 5 votos

ARTICULOS RELACIONADOS